Tejiendo y destejiendo: ensoñaciones en la investigación

Alexander Luna Nieto

Rosa Patricia Quintero Barrera

 

…soñé tu figura lejos,

esperando en los suburbios del olvido (Penélope)

Y me vi solo,

zarpando en barcos de oro que llené con regalos para ti…

 

Roby Draco Rosa

 

penelopeEn su pretensión de responder a la pregunta qué es la ciencia, la investigación realiza aproximaciones, unas muy conceptuales, –metafóricas como es el caso de Penélope- y otras muy viscerales. Penélope nos muestra la metáfora que va de lo conceptual a lo visceral. Quizá quien investiga se descubre habitando el mundo en que trabaja tejiendo y destejiendo. Quizá esto diga acerca del carácter contradictorio de nuestra condición humana.

Ella –como nosotros- teje de día y desteje de noche. En la investigación nos arrimamos a alteridades y a otredades de colores, sabores, texturas, sonidos cambiantes. Ya Levinas nos ha recordado que el otro es aquel que rompe mis cuadros de contenido pensado. Esa ruptura con inherentes antagonismos es lo extraordinario de deshilar lo aparentemente aprendido, pensado, actuado, capturado en la fotografía, anotado en el diario de campo. En Penélope, no sólo anidan los contenidos, ni sus redes construidas. También habitan sus propias formas de entretejer, de armar las texturas, de recolectar materiales, de hilar sus provisiones abstractas y empíricas, de apropiarse de técnicas: unas nuevas, otras usadas, reconfiguradas por ella misma. La investigación es una artesanía. Elaborada con el apasionamiento y la sorpresa de ser partícipes de editar con palabras -que juntas- adquieren algún sentido de ese otro y de esa otredad, de ese yo, que sí queremos nos lleva el encantamiento de la incertidumbre. La asiduidad nos lleva a que siempre deseemos querer.

Quizá, provisiones como otredades o alteridades indique mucho más que conceptos vacíos de sentido. Quizá sea necesario volver a pensar en la investigación  como la metáfora que nos dice que somos más que aquello que producimos, que los resultados que entregamos, que categorías indexadas, que meras cifras de códigos de barras. Quizá investigar es aquello que hacemos cuando nos encontramos al calor del aroma del café y de una buena conversación. ¿Será que aquello que ha caído en el olvido es el encuentro?

El encuentro de existencias, de cosmologías, de maneras de habitar, que pueden converger en caminos transitados de hilarantes diálogos. También en desencuentros, en ausencias, en silencios, en lo que se quiere olvidar o no se quiere recordar. Penélope –como nosotros- teje y desteje en los barcos de oro provistos de regalos del tiempo, para volver a armar sus posibilidades del encuentro deseado en los suburbios del olvido, mientras llega a casa Odiseo.

Estilos de vida universitarios entre los ámbitos público y privado

Realizado por: María Alejandra Fernández y William Noguera Benavidez

Las comparaciones socio urbanas tienen la potencialidad de enfocar dos tipos de vista o más variabilidades que componen un sistema urbano. En esta ocasión optamos por realizar una comparación en dos ámbitos universitarios distintos, uno de ellos abarca la complejidad de la universidad pública y el otro ámbito una universidad privada. En dichos ámbitos universitarios se esclarecieron y se compararon aspectos como la infraestructura, la trayectoria de cada universidad, lineamientos de integridad económica, espacios de integración e investigación, exigencia académica, implementación de tecnología, calidad de vida, libertad de expresión, entre otras. De esta manera se logró evidenciar que hay una gran diferencia en cada uno de estos espacios, sin embargo, estos lugares de formación profesional tienen algo en común, sirve como un nicho ecológico para las distintas interrelaciones que se producen dentro de cada uno de ellas, ya que las personas interactúan académica y muchas veces también personalmente, convirtiéndose así en un refugio para los estudiantes, de acuerdo a lo descrito en la lectura Fisonomías de lo público y lo privado en Bogotá, ya que la autora menciona que en la actualidad hay una gran relevancia de sitios destinados a reunir grandes números de personas con el fin de que estas encuentren tranquilidad, esparcimiento y bienestar. De este modo se podría mencionar que estos centros universitarios se asemejan a lo mencionado por la autora, ya que como lo menciona la estudiante de  Geografía Alejandra Muñoz de la Universidad del Cauca, se ha convertido en más que su sitio de crecimiento profesional y personal, puesto que ella menciona que es allí, donde se complementa y se siente a gusto relacionándose con otras personas, de igual manera el estudiante Santiago Pungo de UNICAUCA afirma que este centro universitario ofrece una educación de calidad sin embargo también resalta algunas falencias de parte del estado en cuanto a la conformación de nuevos centros universitarios públicos que permitan accesibilidad a diferentes comunidades, siendo este  un factor por el cual muchos de los estudiantes deben buscar medios o ayudas económicas para poder ingresar a una universidad privada. Santiago también nos dice que en la universidad privada se maneja el mercado académico mas no un interés como tal al bagaje intelectual.

Por otro lado, en la universidad Pública (UNICAUCA) las interacciones entre estudiantes parecen ser mayor que en la universidad privada (FUP), puesto que en UNICAUCA se dan más espacios sociales y más sentido de pertenencia lo que hace que estos estudiantes se reconozcan en medio de los demás, por el contrario, en la universidad privada los espacios sociales son pocos y el sentido de pertenencia es menor en comparación con la universidad pública.

Es importante mencionar la trayectoria de cada universidad puesto que le da un reconocimiento a nivel local, nacional e incluso internacional, UNICAUCA fue fundada en 1827 y la Fundación Universitaria de Popayán en 1982. Se puede evidenciar la gran diferencia en años que la universidad pública le lleva a la universidad privada, lo que nos lleva a pensar que la trayectoria de UNICAUCA ha servido para que esta sea reconocida y su exigencia académica sea cada vez mayor. En cuanto a la FUP su trayectoria es poca, se puede decir que es una universidad nueva si comparamos los años en que ambas fueron fundadas.

En cuanto al nivel de exigencia de cada universidad, evidenciamos que los estudiantes de UNICAUCA su vida es mucho más compleja, debido a que el nivel de exigencia de esta universidad por decirlo así obliga al estudiante a exigirse y a rendir académicamente pues de no serlo así es sacado de la universidad, por el contrario, en la universidad Privada se exige, pero el nivel de exigencia al compararlo con el de la universidad Pública es bajo. También el nivel de exigencia para los docentes en cuanto a estudios es mucho mayor en la universidad pública que en la universidad privada

Finalmente, como bien sabemos en UNICAUCA se hace prueba de admisión por ser una universidad reconocida y Publica a los que la mayoría de estudiantes del suroccidente colombiano anhelan ingresar y en donde se les da prioridad a población vulnerable y a personas pertenecientes a ciertos grupos étnicos. Por el contrario, en la FUP no se hace prueba de admisión, no se tiene en cuenta población vulnerable ni grupos étnicos, ya que a este centro universitario acceden quienes tengan los recursos económicos pertinentes.

 

Agradecimientos

Agradecemos a los estudiantes tanto de la FUP como de Unicauca por permitirnos dialogar amenamente de las diferencias y porqué no de las similitudes que ambas universidades tienen, saliéndonos así un poco de lo común, de las conocidas encuestas, cuestionarios y dando paso a una conversación de pasillo en la cual pudimos intercambiar opiniones acerca de la universidad pública y la universidad privada. en especial a: Alejandra Muñoz, Liset Victoria, Alejandra Montenegro, Santiago Pungo, Cristian Manzano y Anderson Causaya (Universidad del Cauca); Alejandra Sancho y Mayerly Navarro (FUP).

 

Bibliografía

Salcedo M. (2003) Fisonomías de lo público y lo privado en Bogotá: Identidad y percepción en espacios urbanos. Revista Colombiana de Antropología, vol. 39 pág. 41-70.


Esta etnografía es original de los estudiantes María Alejandra Fernández y William Noguera Benavidez en la asignatura Sistemas Socioculturales Urbanos, del Programa de Ecología de la Fundación Universitaria de Popayán (septiembre/2016).

Profesora: Rosa Patricia Quintero Barrera

 

 

Estilos universitarios. Contraste entre las sedes campestre y urbana de la Fundación Universitaria de Popayán

Realizado por: Jessica Eliana Estrada Perafán y Sandra Camila Mosquera Sandoval

Los Robles
Es un espacio de aprendizaje, que tiene un carácter significativo al ser la primera edificación con la que empezó la Fundación Universitaria de Popayán. Tiene una extensión de 44 hectáreas; donde se evidencia un entorno tranquilo, muy ameno para llevar a cabo las diferentes actividades académicas de los Programas que ofrece la universidad. Posibilita a la comunidad en general a tener una alta afinidad con el campus puesto que cuenta con una gran infraestructura compuesta por: biblioteca, salones, área administrativa, área recreativa (piscina), el jardín botánico, los laboratorios de química, de física y de ingeniería industrial; teniendo como finalidad brindar un buen servicio y que se distinga la calidad.
Esta sede cuenta con un área administrativa donde se distinguen las oficinas de talento humano, vice-administrativa, vice-académica, contabilidad, registro, que reflejan la organización de la universidad. De igual manera se encuentran ubicadas las facultades de Ingeniería industrial, Ecología y Administración de empresas agropecuarias.
El campus de Los Robles está divido en tres áreas principales. La primera de ellas es el área construida, en este espacio nos encontramos con bloques que van desde los A hasta los G, donde se desarrollan las actividades académicas, a pesar de la dimensión de esta sede su ocupación no es proporcional a su tamaño. La segunda es el Jardín Botánico, icono de gran importancia no solo para la universidad sino también para la región, este cuenta con el Herbario Álvaro Fernández Pérez, que hace parte del área construida sin olvidar el parque eco temático que fortale los procesos científicos en la plano florístico. Por último, y no menos importante se encuentra el área de la finca, en la cual se desarrollan labores cotidianas del programa Aldemagro además de producir ingresos a la institución.

Claustro San José
Es un espacio de aprendizaje donde se refleja el movimiento rápido y el ajetreo con el que se vive en la gran parte de los espacios urbanos. Se encuentra ubicada en la zona urbana (céntrica), en ella funcionan la mayor parte administrativa de la universidad. En este espacio se ubican las oficinas de vicerrectoría académica, rectoría y financiera al igual que el bienestar universitario, coordinación general académica, comunicación institucional, autoevaluación, planeación, calidad y la sede de idiomas (inglés y francés). Por lo tanto esta sede es la columna vertebral de la universidad, ofreciendo así la educación de calidad. De igual manera se encuentran ubicadas las facultades de Ingeniería de sistemas, Administración de empresas, Contaduría pública, Economía y Psicología.
Esta sede es una edificación de tipo colonial, que es característica de todas las construcciones del centro histórico de la ciudad de Popayán. Está conectada con la Iglesia San José y es dirigida por la Arquidiócesis de Popayán, funciona como capilla para la Fundación Universitaria de Popayán. El claustro cuenta con áreas deportivas como la cancha sintética, también tiene laboratorios de sistemas; parte de esta sede es utilizada por el colegio Marinita Otero. Siendo un impacto negativo para la mayoría de estudiantes de la sede san José por que se encuentra ubicado de tras de la biblioteca, donde se supone que es un lugar pasivo y silencioso, eso ha cambiado pues ya no se puede estudiar con tranquilidad, los niños todo el tiempo hacen ruido.

camila_urbanos
Dinámica entre las sedes
Conforme a lo observado se evidencia que en la sede los robles hay una mayor tranquilidad, lo contrario de otras sedes, esta característica se dan gracias a su ubicación en una zona rural que permite escaparse de las perturbaciones que genera el área urbana como los pitos de los automóviles, el ajetreo de la gente, el bullicio de los parlantes anunciando productos o actividades, el smog de los carros que en muchas ocasiones cae en la cara, el evadir a los vendedores ambulantes en las aceras y demás actividades del común urbano; los robles está estrechamente relacionado con la naturaleza, es por ese motivo que es la sede de la facultad de ciencias naturales, es algo realmente peculiar puesto que la mayor parte de los estudiantes de esta facultad vienen del campo de diferentes lugares del país lo que permite que se familiaricen mucho con el entorno natural y tranquilo que brinda este campus. Algunos estudiante suelen decir “que la sede de Los Robles es un espacio diferente y que acoge a todos sus visitantes de una manera mágica”.
A diferencia del Claustro San José ya que se encuentra en una zona urbana donde las actividades son un poco más estresantes, de igual manera existe la facilidad para la obtención de casi todos los materiales necesarios, cercanía a muchos sitios de interés ejemplo las fotocopias, impresiones, alimentos y transportes, que no se obtienen en la sede los robles, pues solo se cuenta con una fotocopiadora, y un solo transporte, ya que todos los estudiantes deben comprar tiquetes para pagar el transporte y llegar hasta sus respectivos sitios de estadía.
La oferta y demanda es un factor que distingue a estas dos sedes puesto que un elemento limita al otro, en los robles se puede percibir una oferta limitada debido a que la demanda de productos es muy fluctuante y hacen que se tenga una oferta poco diversa y de costos elevados que en ocasiones supera la economía de gran parte de la comunidad estudiantil siendo.
En las dos sedes se diferencia las clases sociales desde la clase media a la alta, por los diferentes estereotipos que se pueden observar, los estudiantes de Ecología y Aldemagro se distinguen porque vienen de zonas rurales, a realizar sus estudios, visten con zapatos cómodos como tenis, botas, jeans, mochilas, evidenciando un poco la clase media. En otras facultades, como Ingeniería Industrial, los estudiantes, llegan a la sede Los Robles en vehículos lujosos y de buenas marcas, la gran mayoría de los estudiantes de esta facultad llevan carros y no pagan el transporte FUP. Y la carrera de psicología se evidencias muchas chicas hermosas, con su pelo y ropa impecables, vistiendo muy elegante, y formal. Evidenciando así un poco la clase alta.
La universidad cuenta, con una zona de alimentos, en la sede Robles y San José, donde generalmente, se ofrecen, alimentos no tan sanos, como empanadas, papas aborrajadas, embutidos como salchichón, y bebidas como gaseosas, y algunos sanos como ensalada de frutas, sandwich de pollo y verduras, esto es para que todos los estudiantes decidan a su gusto. En esta parte se deja de lado la “clase social” pues que todos compran lo mismo dejando atrás los estereotipos además por qué es lo único que ofrecen las cafeterías.
Los precios son variados dependiendo del producto que sea, debido a que dentro de ambas cafeterías existe cierto monopolio de marcas donde reinan las grandes empresas colombianas como frito lay, Yupi , postobon, colombina, entre otras que reflejan el poderío adquirido por estas empresas dentro de nuestro diario vivir, y como modela nuestros comportamientos en muchas ocasiones. La dinámica de relaciones interpersonales existentes en las sedes se distinguen en gran parte por las carreras, los estudiantes de Ecología se reúnen entre ellos mismo generan charla, y se crea un grupo social, los de Aldemagro de igual forma ejemplarizando de la sede Los Robles, por lo general en la sede San José se reúnen estudiantes de todas las carreras a realizar trabajos, a conversar y es muy dinámica en comparación con la anterior se generan más grupos y en ocasiones más diversos los grupos culturales con los que se distinguen algunas carreras son evidentes, la forma de expresarse de cómo se sientan los “combos” (grupos) en las mesas lo que come uno comen todos, sin embargo hay personas que tienen círculos sociales muchos más amplios ya sea porque vienen del mismo departamento, ciudad o municipio o porque realizan otras actividades que los llevaron a integrarse con otras personas lo que en su mayoría define a personas extrovertidas y muy activas en diversas formas (educativa, artística, deportiva, fiestera).
En San José la oferta es variada y permite la elección de múltiples opciones, no obstante la oferta que se genera en la calle o en sus alrededores puede salir mucho más benéfica tanto económica como por gusto personal, si no hay allí lo que se quiere hay mucho donde buscarlo y puede que haya otras múltiples opciones, el ejemplo más común ocurre con los almuerzos puesto que dentro de la universidad tiene un costo alrededor de 3700 – 4000 pesos y en la calle se encuentran almuerzos desde de 3000 pesos lo que genera una mejor rentabilidad para la comunidad estudiantil en algunos casos como ya lo habíamos mencionado antes depende de las condiciones económicas y gustos de cada uno. Lo contrario ocurre en la sede los robles donde por lo general toda la comunidad universitaria (administrativos y estudiantes) hay un mismos menú que no distingue pedidos especiales que es generalmente muy conocido y es el único a la mano si no es que se haya llevado su almuerzo de su casa, además de que tiene que estar separado con anterioridad desde las 9 am y llegar a tiempo para no quedarse sin el a las 12:30 pm; y en el último caso está el de comerse cualquier otra cosa hasta desocuparse y llegar a Popayán
Finalmente se puede decir que la diferencia entre las dos sedes es muy evidente e importante existe una gran brecha en muchos aspectos social, económico y educativo, integrando especialmente los espacios urbanos y rurales. Intentando socializar diferentes actividades, económicas, productivas, y lazos, interpersonales entre las dos sedes.

 

Esta etnografía es original de las estudiantes Jessica Eliana Estrada Perafán y Sandra Camila Mosquera Sandoval en la asignatura Sistemas Socioculturales Urbanos, del Programa de Ecología de la Fundación Universitaria de Popayán (septiembre/2016).

Profesora: Rosa Patricia Quintero Barrera

La versión actual del plagio: Copy-paste y el “Rincón del vago”

El plagio es definido por la Real Academia de la Lengua Española como: “Copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias”. Hoy día ésta práctica se ha convertido en un hábito en las distintas etapas de la academia. Fomentada desde la educación en los colegios, en la que pocos profesores enseñan a sus estudiantes la manera de citar adecuadamente las  fuentes secundarias. Tampoco exigen que la bibliografía sea señalada.

Luego en la Universidad, se evidencia sobremanera cómo algunos de los muchachos al realizar un texto, proceden a leer de distintas fuentes, casi todas de internet, y después escriben con los datos que les queda en la mente. Ellos piensan que con señalar algunas referencias en la bibliografía es suficiente.

Sin embargo, es necesario citar en el cuerpo del documento, incluso cuando se trata de un resumen y por supuesto cuando se está copiando de manera textual. Además de señalar los datos completos en la Bibliografía. Existen varios modelos de citación, sobresale el uso en las revistas académicas y científicas: IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers) y APA (American Psychological Association).

Muchas personas consideran que copiar y pegar es investigar. Esa práctica alimentada y fomentada por sitios gratuitos como: http://www.monografias.com/ (El centro de tesis, documentos, publicaciones y recursos educativos más amplio de la Red), http://www.buenastareas.com/ (Una exclusiva base de datos de ensayos para estudiantes) y http://www.rincondelvago.com/ , entre otros.  

Recurrir a estos sitios para copiar información y luego presentarla como propia, o sea, plagiar, es un recurso de personas que quieren obtener resultados en el estudio y en el trabajo, sin el menor esfuerzo. En la Revista Semana #24 de 2011, se sostiene que: “El promedio actual es de 1.800.000 visitantes únicos al día, con un aumento del tráfico de 29 por ciento cada año”.

El problema no es que existan esos sitios en el cibermundo, sino que al momento de realizar un escrito o cualquier tipo de trabajo académico, no se presenten las fuentes bibliográficas y no se aluda al autor. Lamentablemente, desde el sistema educativo, son los mismos profesores y las personas encargadas de los estudiantes – incluyendo a los padres de familia- quienes no asumen una responsabilidad en cuanto a los derechos de autor y a la ética en la labor intelectual.

Por supuesto, surge otro tema en el debate, relacionado con la calidad de la educación y la formación de individuos no sólo en saberes específicos sino también en valores. Personas que en lugar de caracterizarse por ser mediocres, tramposas y perezosas; más bien se dediquen a hacer por sí mismas las actividades que les corresponde en su propia formación y en su responsabilidad con la sociedad.

Fuentes recomendadas para profundizar sobre el tema:

El refugio de los perezosos, en la Revista Semana 24/09/2011 – Edición 1534 

La generación ‘copy paste’, en la Revista Semana 01/11/2008 – Edición 1383 

Novedades en Etnicográfica: Escritura, edición y lectura

Etnicográfica.Wordpress estrena hoy una nueva página dedicada a la Escritura, edición y lectura

En esta nueva página de Etnicográfica encuentras manuales dedicados a las normas de citación. También puedes consultar una colección de documentos que pueden servir para mejorar la escritura y la edición. Aparecen los nombres de los textos y los correspondientes enlaces.

Espero que disfrutes mucho de este Dossier Especial de Etnicográfica y como siempre quedo muy pendiente de tus sugerencias, valiosos aportes y comentarios. Mira acá: Escritura, edición y lectura

 

Dibujando con palabras a los que dibujan: cruce de mirada de dos antropólogos

Dibujo tomado el Banco de la Republica. Titulo Nada de lo Anterior.

Exposición el Banco de la República. Titulo Nada de lo Anterior

Por: Felipe Andrés López

El proceso de observación participante la iniciamos la Antropóloga Patricia Quintero y el Antropólogo Felipe Andrés López  el 26 de agosto del 2016 en el Banco de la República, donde Cali se Dibuja realiza una exposición de sus diferentes artistas. Este colectivo es manejado por el Maestro Alfonso Renza quien es egresado de la Universidad del Cauca y actualmente está radicado en la ciudad de Cali, la idea de ellos es plasmar en el papel los contrastes naturales y artificiales de la ciudades y así demostrar esa otra cara que a veces pasa desapercibida. Conversando con el Maestro Renza la propuesta es sacar el arte de los convencionalismos, de un estudio y una mera academia y mostrar cómo cada dibujante tiene una marca propia, un trazo que lo identifica; además este tipo de propuesta cambia la forma en cómo llega la Cultura y el arte a las personas de a pie, que día a día se recorren la ciudad.

Al día siguiente continuamos con la observación en el Pueblito Patojo, donde se sumaron los artistas de Dibujando a Popayán, aprovechando la tarde soleada y la brisa que la acompañaba nos sentamos durante un momento con el Maestro Renza, Alejandro González, Juan Martín Rosero e Ivon Andrea Lagos a conversar y dialogar sobre los diferentes aspectos de la dinámica social de las ciudades, en especial de Cali y Popayán.

Conversábamos de lo importante que es este tipo de propuestas para las ciudades, movimientos diferentes que le den otro uso al espacio público, el cual ha sido ocupado por las ventas ambulantes y este a su vez lo perdieron las personas: las dinámicas de las ciudades son tan cambiantes, ciertas costumbres se van transformando y a su vez adaptando a lo que el lugar ofrece; por ejemplo, se decía como la ciudad de Cali a ido perdiendo zonas verdes y el cemento cada día va tomando más protagonismo, la diferencia de clima entre San Antonio y la parte baja de Cali, incluso, lo comparaban con el libro de Dante Alighieri La Divina Comedia, arriba el cielo y abajo el infierno.
Cuando me retiro a recorrer y a observar donde se encuentran los dibujantes. Me percato de que cada uno ha tomado un lugar en especial para poder dibujar, con la mejor vista para así expresar lo que sus ojos ven; en ese momento me acerco donde José Ramírez uno de los integrantes de Dibuja Popayán y estudiante de Diseño Visual en el Colegio Mayor, en ese momento dibujaba la iglesia la Ermita con su fuente, él aseguraba que:

José Ramírez

José Ramírez

“Tenemos que apoderarnos del espacio, aprovechar que Popayán es dibujable, que tiene tanto por ver y mostrar, que cada rincón de la ciudad muestra algo diferente”
Es importante aprovechar cada momento que nos brinda el paisaje, no solo natural, sino urbano, cada instante que nos brinda una ciudad que a pesar de estar ligada aun coloniaje, nos comparte su historia, sus vivencias y remembranzas.

José me dice que los muchachos de Cali estaban fascinados con Popayán, con su entorno, sus espacios, cada situación que nos da, es maravillosa esta ciudad, afirmaban ellos; es ahí cuando coincidimos con José y decimos si personas de otro municipio admiran lo que tenemos, porque nosotros no lo hacemos pero esto cambia cuando la sociedad tiene otro tipo de propuesta como la realizada hace ocho días, las personas sienten y entienden el sentido de pertenencia por su tierra.

La presencia femenina en el grupo se hizo notar por Norby Cruz, una mujer fantástica, con un talento inmenso, una candidez que sale de sus poros, una suavidad que llama la atención, con su voz suave y pausada (no parece caleña), con la voz de la experiencia habla de lo que es el arte, de lo que significa en su vida, como ve ella el mundo que la rodea, en ese momento nos muestra un dibujo que hizo cuando iba caminado rumbo al Morro y en ese preciso instante me muestra uno de sus escritos, texto que muestra una mujer inteligente, centrada, que siente gran amor, con una soledad que la rodea, es increíble como ella logra estampar en un lienzo lo que ve y en un escrito lo que siente.

Como conclusión me llega a la mente que el arte no solo se hace en un estudio, en una gran academia, nace del corazón, del alma, el no desligarse del espíritu, así como el poeta escribe sobre su melancolía, como describimos lo que vemos, así mismo lo hace el dibujante, no necesitan una hoja grande de papel, ni un gran juego de lápices, un hoja pequeña, un lapicero y listo, tienen su dibujo, tienen en una hoja de cuaderno lo visto. Aquí anexo otras imágenes del encuentro:

 

Por: Rosa Patricia Quintero Barrera

Se juntan los dibujantes urbanos de Cali y de Popayán en el Rincón Payanés. De Cali los artistas: Norby Cruz, Diana Reina, Linda Johana Murillo, Alejandro González, Ana Elida Ortiz y el Maestro Alfonso Renza, quien es el líder del grupo “Cali se Dibuja” que recorre a la bella Sultana del Valle del Cauca. De Popayán los artistas: Laura Lara, Eliana Aguilar, José Ramírez, Héctor Ortiz. Falta el arte del Maestro Alfonso Espada, quien es el líder del grupo “Dibujando a Popayán”, porque fue invitado a representarlos en “A dibujar en Ibagué” en el Foro Nacional de la Bicicleta (Bicitrazo).

Los dibujantes se dispersan hacia algún punto de fuga que les centra su interés creativo. Cada uno ocupa su transitorio/itinerante espacio. Busca colocarse/acomodarse. Se vale de sus aditamentos de dibujo para recrear lo que sus ojos bien saben ver. Acaricia con su mirada los objetos, los cuerpos, las texturas, los colores, las sombras; lo que la mayoría no aprecia.

Las técnicas varían: Linda prefiere el lápiz blanco sobre papel, porque a ella le gustan especialmente las sombras, lo que hay detrás de lo evidente. Laura se fascina con el puntillismo, por eso usa el rapidógrafo sobre papel, a ella no le gusta el papel blanco, porque no le deja volar su inspiración. Héctor se queda con el lápiz sobre papel opalina. José usa tinta con iluminación Honney Cob. Norby hace dibujos rápidos de aquello que cautiva su mirada, sus libretas muestran que todo la encanta: el señor que toca el saxofón, los niños en movimiento, los vendedores ambulantes, las arquitecturas, lo que admiran sus ojos mientras camina. Gusta de trazos irregulares, subjetivos. Es tan hábil con el bolígrafo que mientras habla y pasa las hojas de sus cuadernos, va completando sus dibujos. Norby se centra en el instante: mirar y dibujar. Ella guarda la imagen, la poesía del momento y, luego si quiere, lo continúa, siempre quiere: dibuja a los que la miran a ella, mientras dibuja.

Maestro Alfonso Renza

Maestro Alfonso Renza

Cada artista tiene su caja de herramientas, con instrumentos que por sí solos serían comunes. Pero que en sus manos se convierten en elementos extraordinarios: pasteles, lápices, pinceles, tintas, colores, lapiceros, portaminas, plumillas de bambú, bisturí, sacapuntas. Extraordinarios porque con ellos convierten una simple hoja en blanco en una obra de arte, a su propio modo de pasar el registro visual a representaciones de las alteridades de las realidades.

Laura hace un esbozo a mano alzada, puede ser a lápiz rápido, luego detalles con rapidógrafo sí el dibujo requiere de sombras con puntos. Para que Laura termine el dibujo, se detiene en él unas tres horas en su casa o en la universidad, a ella no le interesa mucho el realismo, prefiere la ilustración. Diana dibuja en su libreta nueva la fuente del Rincón Payanés, piensa que no había dibujado una piedra, se detiene en el detalle de la nueva textura y opta por el puntillismo.

 

Agradecemos a los artistas que nos permitieron acompañarlos. Mientras ellos hacían lo que saben hacer, los antropólogos intentamos dibujarlos con nuestras limitadas palabras. También presentamos una rápida etnografía, como el trazo a mano alzada, como el esbozo del mirar, que luego si se quiere puede ser susceptible de una mayor elaboración argumentativa. Acá quisimos tener puntos de fuga subjetivos, itinerantes, ondeantes. Sólo divertirnos con dibujos y palabras.

 

 

“Exlibris”: Cortometraje de animación de María Trénor

Exlibris es un cortometraje de animación de la directora María Trénor, nominado en la categoría de mejor cortometraje de animación en los Premios Goya  25 edición de 2011 . De entre los libros muestra a varios lectores que trascienden las grafías. Los personajes vuelven a la vida, bailan, cantan, se transforman unos en otros. Las bibliotecas son pianos. La caperuza de la lámpara de la mesita de noche sirve para que Sancho se desplace. El papel higiénico hace alegoría a los molinos del ingenioso don Quijote de la Mancha. Los lectores se permiten maravillarse y sorprenderse con lo leído: “Desocupado lector, sin juramento me podrás creer que quisiera que este libro, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse” (Cortometraje Exlibris).