Etnografía sobre el consumo de la Cannabis

Jose Velasco Ordoñez

Elementos para fumar, marihuana, cueros y rascador. Autor: Jose Velasco

Este ensayo resulta del acercamiento a las herramientas del trabajo de campo que sugiere la etnografía: observación, escuchar/conversar con las personas, anotar en el diario de campo, fotografiar, escribir. Jose nos comparte su texto Puertas al Cannabis, en el que describe los círculos socio-económicos de consumo, los lugares preferidos para reunirse, las condiciones, el léxico, las actitudes, los vendedores, la dependencia y adicción, los cambios en las personas y las leyes del consumo a manera de ritual:

“La marihuana es un psicoactivo que posee efectos satisfactorios para los consumidores aliviando los vacíos que llega a sentir el ser humano a lo largo de su vida, las causas de que una persona entre al consumo de cannabis llegan a ser diversas; varían desde conflictos familiares o personales hasta el mismo entorno del sujeto. Desde hace un tiempo el consumo, portación y producción de la marihuana se ha visto estigmatizado al punto de prohibirla legalmente aun siendo una sustancia natural, si damos un vistazo al pasado nos damos cuenta que muchas civilizaciones antiguas recurrían a la planta para hacer brebajes medicinales, rituales o hasta consumirla de manera recreacional.

El consumo de marihuana trae consigo diversas situaciones que se pueden analizar desde las prácticas del consumo en la ciudad de Popayán por medio de la observación, la experiencia y entrevistas a un público objetivo. Para el desarrollo de este informe se identificarán los principales aspectos por los cuales se ha incrementado el consumo del cannabis en la ciudad, los diferentes estigmas que ha creado la sociedad patoja en torno al tema y las causas que llevan a los jóvenes al consumo” (Velasco, 2017, p. 2).

Leer texto completo Puertas Al Cannabis


Gratitud a Jose Velasco Ordoñez, estudiante de la asignatura Técnicas de Investigación, Carrera de Diseño Visual – Facultad de Arte y Diseño – Institución Universitaria Colegio Mayor del Cauca.

Anuncios

Apropiación del espacio público en la Galería La Esmeralda

José Rodolfo Chantre Guaca

Estiven Hernando Solarte Tenorio

Este ensayo resulta del acercamiento a las herramientas del trabajo de campo que sugiere la etnografía: observación, escuchar/conversar con las personas, anotar en el diario de campo, fotografiar.

Rodolfo y Estiven nos comparten su texto sobre las causas de la apropiación del espacio público de la plaza de mercado La Esmeralda por parte de los comerciantes:

“La plaza de mercado La Esmeralda es un lugar en donde se encuentran gran variedad de productos, y donde la mayoría de comerciantes, trabajan desde muy tempranas horas del día. Algunos vendedores vienen de otros municipios y veredas cercanas a la capital caucana. La mayoría de estos comerciantes, no tienen un local propio para situarse; por ello, recurren a invadir el espacio público. Además de generar problemas de movilidad, se arriesgan a que la policía y trabajadores de la alcaldía les despojen de los productos que vienen a ofrecer. Pero que a pesar de estas circunstancias, estas personas siguen trabajando arduamente, ayudándose entre sí y atendiendo a sus clientes con amabilidad” (Chantre y Solarte, 2017).

Leer texto completo Apropiación del espacio público en la galería La Esmeralda 


Gratitud a José Rodolfo Chantre Guaca y a Estiven Hernando Solarte Tenorio, estudiantes de la asignatura Metodología de la investigación, Carrera de Diseño Visual – Facultad de Arte y Diseño – Institución Universitaria Colegio Mayor del Cauca.

El dibujo de la etnografía

Laura Lara observa, escribe y dibuja. Ella decide presentar su ejercicio etnográfico de la manera que bien sabe hacer: dibujando a lápiz. Es tan cuidadosa en la descripción de don Rodrigo, como lo es, en cuanto a sus trazos. Su trabajo no nos deja olvidar de las generosas y creativas maneras de mirar y de pasar lo detenido en la observación al registro.


Gratitud a Laura Laura, estudiante de VII semestre de Diseño Visual del Colegio Mayor del Cauca. Ejercicio etnográfico realizado en la clase de Antropología.

La otra mira de Campanario

La otra mira de Campanario recuerda las posibles maneras de sentirse y de narrar lo observado, a partir de quién siente y escribe sobre lo que ve. En este bello texto, Luz Helena, es generosa y sincera al contar con sus propios términos cómo percibe el consumo, la publicidad, la acumulación, la bulla y lo ficticio que nos ofrece un Centro Comercial de una ciudad, en donde los artificios de objetos -la mayoría innecesarios- se exponen para ser soñados y sí se puede, comprados.

Ella contrasta dos mundos: el de quienes viven inmersos en el capitalismo y el de ella -el mundo Misak-, en donde la opulencia del verde y de la solidaridad, no dejan olvidar que otras cosmologías y maneras de sentir la vida son posibles.

Gratitud a Luz Helena por permitirnos publicar su escrito y re-conocer la otredad

Por: Luz Helena Almendra Aranda

Al llegar a Campanario, admiré todo lo visto por mis ojos, sólo caminaba a donde la profesora y con afán. Pensé por qué hay un mundo de lujo, obvio no va ser para todo el mundo, yo ya había caminado por algunas partes antes, sólo que omito con quien, y el por qué, un pasado que no olvido al caminar allá, pero no importa, llegué como primera vez a ver, que es lo más triste. Mi padre me decía: nunca se entra a ver cosas sin tener plata, pero una miradita no pasaba nada.

Campanario lo veo como un castillo para princesas, príncipes y reyes, donde su patio de bailes es grande y lujoso, todo de oro, donde todos los acudientes a ese castillo son personas de alta economía. Observando tanto producto, no miraba su validez, o su sabor, o su belleza, sino qué hay detrás de todo ese castillo, qué hay detrás de esas paredes tan relucientes, qué hay detrás de tanta gente creyendo ser ilustres.

Miré fijamente sus patios profundos, llorando por tanta construcción sólo para satisfacer a los reyes. Los siervos estaban tan en ese mundo obedeciendo que pensaban que eran uno de los reyes, y dejaban poco a poco su moral, ética, o algunos sólo por ser incluidos en ese mundo trabajan arduo solo para seguir siendo ignorados y nunca salir del puedo dado.

Al ver personas (los reyes o príncipes de ese castillo) vi que su razón los dominaba, y que su alma, se había alejado demasiado, alma donde los llena de sentimientos verdaderos solo se alimenta de amor y paz. Pero sólo viven en medio de oro, joyas, plata, y los llena el egoísmo, el poder, y no ven más allá de su realidad, o de su pueblo que lucha, trabaja día a día, para que ellos vivan como están.

Ese castillo es uno de tantos en el mundo que es completamente mágico, donde lo mágico son sus trabajadores; y sí sus raíces se desgastan, mueren, o ya no pueden más, se derrumbaría como en un terremoto, que sin piedad hace caer lentamente ladrillo por ladrillo, dejando que brille la igualdad, y liberando a miles de esclavos del maltrato, o violencia laboral; sé que en esta vida si no se trabaja, se muere de hambre, pero sé que la unión hace el hombre un hombre igualitario, pero la realidad es que gana la desigualdad arrasando con todo y que a pesar de eso luchamos por salir adelante, porque unos nos nacen con estrellas y otros nacen estrellados.

Sólo digo que la observación me demuestra, lo poderoso que son un pueblo unido, pero que esa unión sea para servicio de todos no de unos cuantos, casi no voy allá no porque no pueda, sino porque, duele ver personas que no están satisfechas de la vida, o que fingen estar felices. En cambio, mi mundo a pesar de no ser un castillo ni de ladrillos, si es árboles grandes que abrigan mi ser, terrenos extensos que brillan de felicidad al seguir produciendo agua para todo el mundo, este mundo mío tan pequeño pero a la vez inmenso en sabidurías y natural ello lo hace más valioso que todo el oro o la plata, un mundo de estrecha relación entre hombre y naturaleza donde ahí si hay igualdad se respetan uno a otros y permanece en pertenencia mutua.


Luz Helena Almendra es estudiante de tercer semestre de Diseño Visual del Colegio Mayor del Cauca. Este escrito fue realizado por ella para la Asignatura de Métodos de Investigación.

Estilos de vida universitarios entre los ámbitos público y privado

Realizado por: María Alejandra Fernández y William Noguera Benavidez

Las comparaciones socio urbanas tienen la potencialidad de enfocar dos tipos de vista o más variabilidades que componen un sistema urbano. En esta ocasión optamos por realizar una comparación en dos ámbitos universitarios distintos, uno de ellos abarca la complejidad de la universidad pública y el otro ámbito una universidad privada. En dichos ámbitos universitarios se esclarecieron y se compararon aspectos como la infraestructura, la trayectoria de cada universidad, lineamientos de integridad económica, espacios de integración e investigación, exigencia académica, implementación de tecnología, calidad de vida, libertad de expresión, entre otras. De esta manera se logró evidenciar que hay una gran diferencia en cada uno de estos espacios, sin embargo, estos lugares de formación profesional tienen algo en común, sirve como un nicho ecológico para las distintas interrelaciones que se producen dentro de cada uno de ellas, ya que las personas interactúan académica y muchas veces también personalmente, convirtiéndose así en un refugio para los estudiantes, de acuerdo a lo descrito en la lectura Fisonomías de lo público y lo privado en Bogotá, ya que la autora menciona que en la actualidad hay una gran relevancia de sitios destinados a reunir grandes números de personas con el fin de que estas encuentren tranquilidad, esparcimiento y bienestar. De este modo se podría mencionar que estos centros universitarios se asemejan a lo mencionado por la autora, ya que como lo menciona la estudiante de  Geografía Alejandra Muñoz de la Universidad del Cauca, se ha convertido en más que su sitio de crecimiento profesional y personal, puesto que ella menciona que es allí, donde se complementa y se siente a gusto relacionándose con otras personas, de igual manera el estudiante Santiago Pungo de UNICAUCA afirma que este centro universitario ofrece una educación de calidad sin embargo también resalta algunas falencias de parte del estado en cuanto a la conformación de nuevos centros universitarios públicos que permitan accesibilidad a diferentes comunidades, siendo este  un factor por el cual muchos de los estudiantes deben buscar medios o ayudas económicas para poder ingresar a una universidad privada. Santiago también nos dice que en la universidad privada se maneja el mercado académico mas no un interés como tal al bagaje intelectual.

Por otro lado, en la universidad Pública (UNICAUCA) las interacciones entre estudiantes parecen ser mayor que en la universidad privada (FUP), puesto que en UNICAUCA se dan más espacios sociales y más sentido de pertenencia lo que hace que estos estudiantes se reconozcan en medio de los demás, por el contrario, en la universidad privada los espacios sociales son pocos y el sentido de pertenencia es menor en comparación con la universidad pública.

Es importante mencionar la trayectoria de cada universidad puesto que le da un reconocimiento a nivel local, nacional e incluso internacional, UNICAUCA fue fundada en 1827 y la Fundación Universitaria de Popayán en 1982. Se puede evidenciar la gran diferencia en años que la universidad pública le lleva a la universidad privada, lo que nos lleva a pensar que la trayectoria de UNICAUCA ha servido para que esta sea reconocida y su exigencia académica sea cada vez mayor. En cuanto a la FUP su trayectoria es poca, se puede decir que es una universidad nueva si comparamos los años en que ambas fueron fundadas.

En cuanto al nivel de exigencia de cada universidad, evidenciamos que los estudiantes de UNICAUCA su vida es mucho más compleja, debido a que el nivel de exigencia de esta universidad por decirlo así obliga al estudiante a exigirse y a rendir académicamente pues de no serlo así es sacado de la universidad, por el contrario, en la universidad Privada se exige, pero el nivel de exigencia al compararlo con el de la universidad Pública es bajo. También el nivel de exigencia para los docentes en cuanto a estudios es mucho mayor en la universidad pública que en la universidad privada

Finalmente, como bien sabemos en UNICAUCA se hace prueba de admisión por ser una universidad reconocida y Publica a los que la mayoría de estudiantes del suroccidente colombiano anhelan ingresar y en donde se les da prioridad a población vulnerable y a personas pertenecientes a ciertos grupos étnicos. Por el contrario, en la FUP no se hace prueba de admisión, no se tiene en cuenta población vulnerable ni grupos étnicos, ya que a este centro universitario acceden quienes tengan los recursos económicos pertinentes.

 

Agradecimientos

Agradecemos a los estudiantes tanto de la FUP como de Unicauca por permitirnos dialogar amenamente de las diferencias y porqué no de las similitudes que ambas universidades tienen, saliéndonos así un poco de lo común, de las conocidas encuestas, cuestionarios y dando paso a una conversación de pasillo en la cual pudimos intercambiar opiniones acerca de la universidad pública y la universidad privada. en especial a: Alejandra Muñoz, Liset Victoria, Alejandra Montenegro, Santiago Pungo, Cristian Manzano y Anderson Causaya (Universidad del Cauca); Alejandra Sancho y Mayerly Navarro (FUP).

 

Bibliografía

Salcedo M. (2003) Fisonomías de lo público y lo privado en Bogotá: Identidad y percepción en espacios urbanos. Revista Colombiana de Antropología, vol. 39 pág. 41-70.


Esta etnografía es original de los estudiantes María Alejandra Fernández y William Noguera Benavidez en la asignatura Sistemas Socioculturales Urbanos, del Programa de Ecología de la Fundación Universitaria de Popayán (septiembre/2016).

Profesora: Rosa Patricia Quintero Barrera

 

 

Estilos universitarios. Contraste entre las sedes campestre y urbana de la Fundación Universitaria de Popayán

Realizado por: Jessica Eliana Estrada Perafán y Sandra Camila Mosquera Sandoval

Los Robles
Es un espacio de aprendizaje, que tiene un carácter significativo al ser la primera edificación con la que empezó la Fundación Universitaria de Popayán. Tiene una extensión de 44 hectáreas; donde se evidencia un entorno tranquilo, muy ameno para llevar a cabo las diferentes actividades académicas de los Programas que ofrece la universidad. Posibilita a la comunidad en general a tener una alta afinidad con el campus puesto que cuenta con una gran infraestructura compuesta por: biblioteca, salones, área administrativa, área recreativa (piscina), el jardín botánico, los laboratorios de química, de física y de ingeniería industrial; teniendo como finalidad brindar un buen servicio y que se distinga la calidad.
Esta sede cuenta con un área administrativa donde se distinguen las oficinas de talento humano, vice-administrativa, vice-académica, contabilidad, registro, que reflejan la organización de la universidad. De igual manera se encuentran ubicadas las facultades de Ingeniería industrial, Ecología y Administración de empresas agropecuarias.
El campus de Los Robles está divido en tres áreas principales. La primera de ellas es el área construida, en este espacio nos encontramos con bloques que van desde los A hasta los G, donde se desarrollan las actividades académicas, a pesar de la dimensión de esta sede su ocupación no es proporcional a su tamaño. La segunda es el Jardín Botánico, icono de gran importancia no solo para la universidad sino también para la región, este cuenta con el Herbario Álvaro Fernández Pérez, que hace parte del área construida sin olvidar el parque eco temático que fortale los procesos científicos en la plano florístico. Por último, y no menos importante se encuentra el área de la finca, en la cual se desarrollan labores cotidianas del programa Aldemagro además de producir ingresos a la institución.

Claustro San José
Es un espacio de aprendizaje donde se refleja el movimiento rápido y el ajetreo con el que se vive en la gran parte de los espacios urbanos. Se encuentra ubicada en la zona urbana (céntrica), en ella funcionan la mayor parte administrativa de la universidad. En este espacio se ubican las oficinas de vicerrectoría académica, rectoría y financiera al igual que el bienestar universitario, coordinación general académica, comunicación institucional, autoevaluación, planeación, calidad y la sede de idiomas (inglés y francés). Por lo tanto esta sede es la columna vertebral de la universidad, ofreciendo así la educación de calidad. De igual manera se encuentran ubicadas las facultades de Ingeniería de sistemas, Administración de empresas, Contaduría pública, Economía y Psicología.
Esta sede es una edificación de tipo colonial, que es característica de todas las construcciones del centro histórico de la ciudad de Popayán. Está conectada con la Iglesia San José y es dirigida por la Arquidiócesis de Popayán, funciona como capilla para la Fundación Universitaria de Popayán. El claustro cuenta con áreas deportivas como la cancha sintética, también tiene laboratorios de sistemas; parte de esta sede es utilizada por el colegio Marinita Otero. Siendo un impacto negativo para la mayoría de estudiantes de la sede san José por que se encuentra ubicado de tras de la biblioteca, donde se supone que es un lugar pasivo y silencioso, eso ha cambiado pues ya no se puede estudiar con tranquilidad, los niños todo el tiempo hacen ruido.

camila_urbanos
Dinámica entre las sedes
Conforme a lo observado se evidencia que en la sede los robles hay una mayor tranquilidad, lo contrario de otras sedes, esta característica se dan gracias a su ubicación en una zona rural que permite escaparse de las perturbaciones que genera el área urbana como los pitos de los automóviles, el ajetreo de la gente, el bullicio de los parlantes anunciando productos o actividades, el smog de los carros que en muchas ocasiones cae en la cara, el evadir a los vendedores ambulantes en las aceras y demás actividades del común urbano; los robles está estrechamente relacionado con la naturaleza, es por ese motivo que es la sede de la facultad de ciencias naturales, es algo realmente peculiar puesto que la mayor parte de los estudiantes de esta facultad vienen del campo de diferentes lugares del país lo que permite que se familiaricen mucho con el entorno natural y tranquilo que brinda este campus. Algunos estudiante suelen decir “que la sede de Los Robles es un espacio diferente y que acoge a todos sus visitantes de una manera mágica”.
A diferencia del Claustro San José ya que se encuentra en una zona urbana donde las actividades son un poco más estresantes, de igual manera existe la facilidad para la obtención de casi todos los materiales necesarios, cercanía a muchos sitios de interés ejemplo las fotocopias, impresiones, alimentos y transportes, que no se obtienen en la sede los robles, pues solo se cuenta con una fotocopiadora, y un solo transporte, ya que todos los estudiantes deben comprar tiquetes para pagar el transporte y llegar hasta sus respectivos sitios de estadía.
La oferta y demanda es un factor que distingue a estas dos sedes puesto que un elemento limita al otro, en los robles se puede percibir una oferta limitada debido a que la demanda de productos es muy fluctuante y hacen que se tenga una oferta poco diversa y de costos elevados que en ocasiones supera la economía de gran parte de la comunidad estudiantil siendo.
En las dos sedes se diferencia las clases sociales desde la clase media a la alta, por los diferentes estereotipos que se pueden observar, los estudiantes de Ecología y Aldemagro se distinguen porque vienen de zonas rurales, a realizar sus estudios, visten con zapatos cómodos como tenis, botas, jeans, mochilas, evidenciando un poco la clase media. En otras facultades, como Ingeniería Industrial, los estudiantes, llegan a la sede Los Robles en vehículos lujosos y de buenas marcas, la gran mayoría de los estudiantes de esta facultad llevan carros y no pagan el transporte FUP. Y la carrera de psicología se evidencias muchas chicas hermosas, con su pelo y ropa impecables, vistiendo muy elegante, y formal. Evidenciando así un poco la clase alta.
La universidad cuenta, con una zona de alimentos, en la sede Robles y San José, donde generalmente, se ofrecen, alimentos no tan sanos, como empanadas, papas aborrajadas, embutidos como salchichón, y bebidas como gaseosas, y algunos sanos como ensalada de frutas, sandwich de pollo y verduras, esto es para que todos los estudiantes decidan a su gusto. En esta parte se deja de lado la “clase social” pues que todos compran lo mismo dejando atrás los estereotipos además por qué es lo único que ofrecen las cafeterías.
Los precios son variados dependiendo del producto que sea, debido a que dentro de ambas cafeterías existe cierto monopolio de marcas donde reinan las grandes empresas colombianas como frito lay, Yupi , postobon, colombina, entre otras que reflejan el poderío adquirido por estas empresas dentro de nuestro diario vivir, y como modela nuestros comportamientos en muchas ocasiones. La dinámica de relaciones interpersonales existentes en las sedes se distinguen en gran parte por las carreras, los estudiantes de Ecología se reúnen entre ellos mismo generan charla, y se crea un grupo social, los de Aldemagro de igual forma ejemplarizando de la sede Los Robles, por lo general en la sede San José se reúnen estudiantes de todas las carreras a realizar trabajos, a conversar y es muy dinámica en comparación con la anterior se generan más grupos y en ocasiones más diversos los grupos culturales con los que se distinguen algunas carreras son evidentes, la forma de expresarse de cómo se sientan los “combos” (grupos) en las mesas lo que come uno comen todos, sin embargo hay personas que tienen círculos sociales muchos más amplios ya sea porque vienen del mismo departamento, ciudad o municipio o porque realizan otras actividades que los llevaron a integrarse con otras personas lo que en su mayoría define a personas extrovertidas y muy activas en diversas formas (educativa, artística, deportiva, fiestera).
En San José la oferta es variada y permite la elección de múltiples opciones, no obstante la oferta que se genera en la calle o en sus alrededores puede salir mucho más benéfica tanto económica como por gusto personal, si no hay allí lo que se quiere hay mucho donde buscarlo y puede que haya otras múltiples opciones, el ejemplo más común ocurre con los almuerzos puesto que dentro de la universidad tiene un costo alrededor de 3700 – 4000 pesos y en la calle se encuentran almuerzos desde de 3000 pesos lo que genera una mejor rentabilidad para la comunidad estudiantil en algunos casos como ya lo habíamos mencionado antes depende de las condiciones económicas y gustos de cada uno. Lo contrario ocurre en la sede los robles donde por lo general toda la comunidad universitaria (administrativos y estudiantes) hay un mismos menú que no distingue pedidos especiales que es generalmente muy conocido y es el único a la mano si no es que se haya llevado su almuerzo de su casa, además de que tiene que estar separado con anterioridad desde las 9 am y llegar a tiempo para no quedarse sin el a las 12:30 pm; y en el último caso está el de comerse cualquier otra cosa hasta desocuparse y llegar a Popayán
Finalmente se puede decir que la diferencia entre las dos sedes es muy evidente e importante existe una gran brecha en muchos aspectos social, económico y educativo, integrando especialmente los espacios urbanos y rurales. Intentando socializar diferentes actividades, económicas, productivas, y lazos, interpersonales entre las dos sedes.

 

Esta etnografía es original de las estudiantes Jessica Eliana Estrada Perafán y Sandra Camila Mosquera Sandoval en la asignatura Sistemas Socioculturales Urbanos, del Programa de Ecología de la Fundación Universitaria de Popayán (septiembre/2016).

Profesora: Rosa Patricia Quintero Barrera