Mitos y leyendas colombianas: representaciones simbólicas del multicolor étnico

Rosa Patricia Quintero Barrera

La Viuda, el Coco Pollo, el Guando, la Llorona, la Patasola, el Pájaro Pío, la Madre Selva, el Duende y el Mohan, son solo algunos de los personajes míticos y de leyendas que habitan en Colombia. La creencia y presencia de estos personajes en la cosmovisión de las personas enriquece la diversidad cultural propia de este país, que se caracteriza por el multicolor étnico. A continuación algunas de sus particularidades identitarias:

La Viuda logra con su belleza y coquetería llevarse a los hombres mujeriegos, quienes caen envueltos en sus iniciales encantos, para luego asesinarlos y comérselos, cuando ella ya está convertida en una calavera con los ojos fríos.

El Coco Pollo es una ave negra de la estatura de un humano, tiene fuego en sus ojos rojos, prefiere los lugares de caza, lejos de los poblados. Entre más cerca se escuche su llamado, más lejos está y; entre más lejos se le escuche más cerca está. Su voz es preludio de la certera muerte.

El Guando es una procesión fúnebre conducida por unos esqueletos que lucen trajes de monjes, en una barbacoa sobre dos palos horizontales cargan al difunto. Caminan por las calles del pueblo mientras invitan a los deudos al funeral. Ya antes, habían acudido muy puntuales las Lloraderas a petición de las Hechiceras para vestir al muerto. Al terminar los cargueros están borrachos y se antojan de tomar chocolate con bizcocho. La leyenda del Guando está inspirada en un hombre egoísta y malhumorado del pueblo, que al morir sus vecinos cumplieron su último deseo de ser llevado al río. Pero el cuerpo se les cayó, y desde entonces su alma anda en pena.

¿En dónde están mis hijos? Pregunta con gran perturbación, la Llorona. Ella habita los bosques, las quebradas, hace presencia en las noches de luna llena, en los lugares solitarios que suelen ser visitados por hombres infieles o que están tramando maldades.

La Patasola es una sensual y hermosa mujer que se transforma en lo contrario, y con sus colmillos tritura a sus víctimas. Le fue infiel a su esposo, quien al encontrarla infraganti, decapita a su amante y a ella de un machetazo, le corta una pierna . Murió desangrada y ahora con su sola pierna, que es de caballo, aún sangra; algunos que la han visto dicen que tiene un solo seno. Puede transformarse en vaca o en perro. Deambula por las noches, para atraer a los hombres que están fuera de sus hogares, y luego de encantarlos con su belleza, les clava sus enormes colmillos. El Pollo Pío anuncia su llegada. También la acompañan los tigres y las arañas. El Pollo Pío o Coco Pollo es un espíritu que guía a otros espíritus malos. Entunda -hechiza- a las personas. Por lo tanto es una ave de mal agüero, se mantiene en los árboles, gusta de la soledad; en poblados de gente afrodescendiente se aparecen en las casas en donde alguno tiene virtud.

La Madreselva o Madremonte cuida a la naturaleza. Es una mujer alta y muy bella. No son de su gusto los cazadores, que siembre están haciéndole daño a los pobladores del monte. Suele castigarlos, igual que a los infieles y vagabundos. Con sus artilugios logra apartar a los caminantes de sus destinos y atraparlos para siempre.

Al Mohan le cautivan las mujeres y con sus propios encantos logra seducirlas. Se le ve en los mercados, con su belleza, música, joyas y hechicería cautiva a las hermosas mujeres que lleva a su cueva debajo del agua. El Mohan es travieso, le gusta divertirse bebiendo ron y fumando tabaco. También se lleva a las mujeres que van a lavar ropa al río y en algunos casos, anuncia tragedias naturales. En su cueva, luego de bailar con las mujeres que ha seducido, las convierte en muñecas de oro para guardarlas en su baúl. Entre la comunidad indígena Nasa del Cauca, Colombia, le conocen como el Mojano y se transforma en gallina.

El Duende es un viejo con apariencia de niño, algunos dicen que es el Ángel Caído que fue desterrado del Paraíso en forma de niño/anciano. Aficionado a trenzar el pelo largo de las niñas y las crines de los caballos.

Epílogo

Los personajes que dan vida a estos mitos, tienen un referente característico: generar miedo. El miedo es un poderoso control social, utilizado para castigar faltas morales, sociales o en contra de la naturaleza. Además funciona como un escarnio público de aquello que le puede ocurrir a las personas que se salen de las normas y de las pautas sociales. El relato que da forma al mito, va de memoria en memoria, y justo, la tradición oral hace que se enriquezcan y adquieran otros significados. Estas tradiciones culturales han inspirado riquísimas expresiones artísticas: pictóricas, poéticas, narrativas, arquitectónicas y musicales. Algunas nociones en común son:

1) Se metaforsean de la belleza/juventud/antropomorfo/confianza a la fealdad/vejez/zoomorfo/pánico. El resultado de su otra alteridad siempre monstruosa, genera terror. 2) Pueblan en zonas rurales, apartadas de las poblaciones. 3)  Son personajes que murieron en situaciones grotescas y calamidosas producto de sus propios excesos; cuyas almas están en pena, vagan por los lugares, buscando recomponer situaciones o venganza. 4) Los relatos están basados en rupturas familiares, como el hincapié en la infidelidad; en rupturas sociales, como el caso de los borrachos; en afrentas en contra de la naturaleza, como ocurre con los cazadores y leñadores. 5) La connotación de sus nombres es funcionalista: la Llorona, llora buscando a sus hijos, la Patasola, tiene una sola extremidad, la Madreselva cuida a la naturaleza. 6) La oscuridad que es uno de los escenarios que más miedo genera, es su escenario protagónico, por eso se aparecen en la noche, y aún mejor sí es de luna llena. 7) En sus relatos son evidentes los sincretismos entre el catolicismo y las creencias tradicionales de los pueblos. 8) Estos personajes cuentan con sus respectivas contras: al Duende, sí se le deja una guitarra con las cuerdas sueltas y desordenadas, él prefiere entretenerse arreglándola para luego interpretarla. Con el Guando, sirve tirarse al piso en forma de cruz, aguantando la respiración, para que el cortejo fúnebre no se lo lleve a la muerte. A la Madreselva, la espanta el humo del tabaco, las ramas de Guayacán o portar un escapulario. 9) La mayoría de las historias están soportadas en vínculos amorosos, ya sean filiales como en La Llorona que busca a sus hijos, o conyugales como ocurre con la Patasola y La Viuda que castigan a los infieles. 10) Emiten sonidos extravagantes, terroríficos, que intimidan a quienes los escuchan: el Coco Pollo con sus aullidos que auguran la pronta presencia de alguno de estos espíritus; en el Guando el sonido de las maderas que soportan al difunto, cuando las mueven los cadavéricos cargueros produce pánico entre la gente; los gritos de La Llorona estremecen; el toque de la guitarra del Mohan o del Duende logra inquietar. 11) Son cuidadores de la naturaleza,  de los nacimientos de los ríos, de los árboles; en especial, la Madremonte, por eso ella castiga a los infractores de los recursos naturales.

En suma, cuando aludimos a la riqueza cultural en Colombia, recordamos y hacemos homenaje a las expresiones y las vivencias que para muchos son del todo vívidas, como aquellas que aparecen en este escrito. En las zonas rurales, en donde las personas son más las cercanas a la naturaleza, en donde no hacen las cartesianas escisiones entre la razón y la emoción, se permiten atemorizarse con la guitarra del Mohan, o maravillarse con las hermosas trenzas que el Duende le hace a las crines y colas de sus caballos, las mujeres pueden amenazar a sus hombres con la Viuda, las Hechiceras o la Patasola, por sí se les ocurre serles infieles. Ya Eduardo Galeano nos hace pensar en contar las historias de la vida, de lo cotidiano, de los miedos desde otras orillas, en donde también late el pulso del universo. Cada vez fascina más la diversidad de la condición humana.

 

Especial gratitud a:

Tania Bolaños, Leidy Viviana Burbano, Sharon Caicedo, Yuri Marcela Castillo, María Fernanda Cifuentes, María Victoria Díaz, Luisa María Erazo, María Camila Gallego, Yvonne Fernanda Gaviria, Mildred Johana Márquez, William Alberto Martínez, Leidy Karina Navarro, María Fernanda Rivera, Manuel Fernando Rodríguez, Ingrid Jimena Sarria, María Camila Trochez, Eimar Ulcue, María Camila Vallejo, Maryuri Silvana Villota y Maira Alejandra Zuñiga. Todos ellos estudiantes del curso Trabajo con Comunidades II, del Programa de Trabajo Social de la Fundación Universitaria de Popayán, a cargo de la profesora Rosa Patricia Quintero Barrera. Segundo semestre de 2016, Popayán, Cauca, Colombia.

 

Estilos de vida universitarios entre los ámbitos público y privado

Realizado por: María Alejandra Fernández y William Noguera Benavidez

Las comparaciones socio urbanas tienen la potencialidad de enfocar dos tipos de vista o más variabilidades que componen un sistema urbano. En esta ocasión optamos por realizar una comparación en dos ámbitos universitarios distintos, uno de ellos abarca la complejidad de la universidad pública y el otro ámbito una universidad privada. En dichos ámbitos universitarios se esclarecieron y se compararon aspectos como la infraestructura, la trayectoria de cada universidad, lineamientos de integridad económica, espacios de integración e investigación, exigencia académica, implementación de tecnología, calidad de vida, libertad de expresión, entre otras. De esta manera se logró evidenciar que hay una gran diferencia en cada uno de estos espacios, sin embargo, estos lugares de formación profesional tienen algo en común, sirve como un nicho ecológico para las distintas interrelaciones que se producen dentro de cada uno de ellas, ya que las personas interactúan académica y muchas veces también personalmente, convirtiéndose así en un refugio para los estudiantes, de acuerdo a lo descrito en la lectura Fisonomías de lo público y lo privado en Bogotá, ya que la autora menciona que en la actualidad hay una gran relevancia de sitios destinados a reunir grandes números de personas con el fin de que estas encuentren tranquilidad, esparcimiento y bienestar. De este modo se podría mencionar que estos centros universitarios se asemejan a lo mencionado por la autora, ya que como lo menciona la estudiante de  Geografía Alejandra Muñoz de la Universidad del Cauca, se ha convertido en más que su sitio de crecimiento profesional y personal, puesto que ella menciona que es allí, donde se complementa y se siente a gusto relacionándose con otras personas, de igual manera el estudiante Santiago Pungo de UNICAUCA afirma que este centro universitario ofrece una educación de calidad sin embargo también resalta algunas falencias de parte del estado en cuanto a la conformación de nuevos centros universitarios públicos que permitan accesibilidad a diferentes comunidades, siendo este  un factor por el cual muchos de los estudiantes deben buscar medios o ayudas económicas para poder ingresar a una universidad privada. Santiago también nos dice que en la universidad privada se maneja el mercado académico mas no un interés como tal al bagaje intelectual.

Por otro lado, en la universidad Pública (UNICAUCA) las interacciones entre estudiantes parecen ser mayor que en la universidad privada (FUP), puesto que en UNICAUCA se dan más espacios sociales y más sentido de pertenencia lo que hace que estos estudiantes se reconozcan en medio de los demás, por el contrario, en la universidad privada los espacios sociales son pocos y el sentido de pertenencia es menor en comparación con la universidad pública.

Es importante mencionar la trayectoria de cada universidad puesto que le da un reconocimiento a nivel local, nacional e incluso internacional, UNICAUCA fue fundada en 1827 y la Fundación Universitaria de Popayán en 1982. Se puede evidenciar la gran diferencia en años que la universidad pública le lleva a la universidad privada, lo que nos lleva a pensar que la trayectoria de UNICAUCA ha servido para que esta sea reconocida y su exigencia académica sea cada vez mayor. En cuanto a la FUP su trayectoria es poca, se puede decir que es una universidad nueva si comparamos los años en que ambas fueron fundadas.

En cuanto al nivel de exigencia de cada universidad, evidenciamos que los estudiantes de UNICAUCA su vida es mucho más compleja, debido a que el nivel de exigencia de esta universidad por decirlo así obliga al estudiante a exigirse y a rendir académicamente pues de no serlo así es sacado de la universidad, por el contrario, en la universidad Privada se exige, pero el nivel de exigencia al compararlo con el de la universidad Pública es bajo. También el nivel de exigencia para los docentes en cuanto a estudios es mucho mayor en la universidad pública que en la universidad privada

Finalmente, como bien sabemos en UNICAUCA se hace prueba de admisión por ser una universidad reconocida y Publica a los que la mayoría de estudiantes del suroccidente colombiano anhelan ingresar y en donde se les da prioridad a población vulnerable y a personas pertenecientes a ciertos grupos étnicos. Por el contrario, en la FUP no se hace prueba de admisión, no se tiene en cuenta población vulnerable ni grupos étnicos, ya que a este centro universitario acceden quienes tengan los recursos económicos pertinentes.

 

Agradecimientos

Agradecemos a los estudiantes tanto de la FUP como de Unicauca por permitirnos dialogar amenamente de las diferencias y porqué no de las similitudes que ambas universidades tienen, saliéndonos así un poco de lo común, de las conocidas encuestas, cuestionarios y dando paso a una conversación de pasillo en la cual pudimos intercambiar opiniones acerca de la universidad pública y la universidad privada. en especial a: Alejandra Muñoz, Liset Victoria, Alejandra Montenegro, Santiago Pungo, Cristian Manzano y Anderson Causaya (Universidad del Cauca); Alejandra Sancho y Mayerly Navarro (FUP).

 

Bibliografía

Salcedo M. (2003) Fisonomías de lo público y lo privado en Bogotá: Identidad y percepción en espacios urbanos. Revista Colombiana de Antropología, vol. 39 pág. 41-70.


Esta etnografía es original de los estudiantes María Alejandra Fernández y William Noguera Benavidez en la asignatura Sistemas Socioculturales Urbanos, del Programa de Ecología de la Fundación Universitaria de Popayán (septiembre/2016).

Profesora: Rosa Patricia Quintero Barrera

 

 

Estilos universitarios. Contraste entre las sedes campestre y urbana de la Fundación Universitaria de Popayán

Realizado por: Jessica Eliana Estrada Perafán y Sandra Camila Mosquera Sandoval

Los Robles
Es un espacio de aprendizaje, que tiene un carácter significativo al ser la primera edificación con la que empezó la Fundación Universitaria de Popayán. Tiene una extensión de 44 hectáreas; donde se evidencia un entorno tranquilo, muy ameno para llevar a cabo las diferentes actividades académicas de los Programas que ofrece la universidad. Posibilita a la comunidad en general a tener una alta afinidad con el campus puesto que cuenta con una gran infraestructura compuesta por: biblioteca, salones, área administrativa, área recreativa (piscina), el jardín botánico, los laboratorios de química, de física y de ingeniería industrial; teniendo como finalidad brindar un buen servicio y que se distinga la calidad.
Esta sede cuenta con un área administrativa donde se distinguen las oficinas de talento humano, vice-administrativa, vice-académica, contabilidad, registro, que reflejan la organización de la universidad. De igual manera se encuentran ubicadas las facultades de Ingeniería industrial, Ecología y Administración de empresas agropecuarias.
El campus de Los Robles está divido en tres áreas principales. La primera de ellas es el área construida, en este espacio nos encontramos con bloques que van desde los A hasta los G, donde se desarrollan las actividades académicas, a pesar de la dimensión de esta sede su ocupación no es proporcional a su tamaño. La segunda es el Jardín Botánico, icono de gran importancia no solo para la universidad sino también para la región, este cuenta con el Herbario Álvaro Fernández Pérez, que hace parte del área construida sin olvidar el parque eco temático que fortale los procesos científicos en la plano florístico. Por último, y no menos importante se encuentra el área de la finca, en la cual se desarrollan labores cotidianas del programa Aldemagro además de producir ingresos a la institución.

Claustro San José
Es un espacio de aprendizaje donde se refleja el movimiento rápido y el ajetreo con el que se vive en la gran parte de los espacios urbanos. Se encuentra ubicada en la zona urbana (céntrica), en ella funcionan la mayor parte administrativa de la universidad. En este espacio se ubican las oficinas de vicerrectoría académica, rectoría y financiera al igual que el bienestar universitario, coordinación general académica, comunicación institucional, autoevaluación, planeación, calidad y la sede de idiomas (inglés y francés). Por lo tanto esta sede es la columna vertebral de la universidad, ofreciendo así la educación de calidad. De igual manera se encuentran ubicadas las facultades de Ingeniería de sistemas, Administración de empresas, Contaduría pública, Economía y Psicología.
Esta sede es una edificación de tipo colonial, que es característica de todas las construcciones del centro histórico de la ciudad de Popayán. Está conectada con la Iglesia San José y es dirigida por la Arquidiócesis de Popayán, funciona como capilla para la Fundación Universitaria de Popayán. El claustro cuenta con áreas deportivas como la cancha sintética, también tiene laboratorios de sistemas; parte de esta sede es utilizada por el colegio Marinita Otero. Siendo un impacto negativo para la mayoría de estudiantes de la sede san José por que se encuentra ubicado de tras de la biblioteca, donde se supone que es un lugar pasivo y silencioso, eso ha cambiado pues ya no se puede estudiar con tranquilidad, los niños todo el tiempo hacen ruido.

camila_urbanos
Dinámica entre las sedes
Conforme a lo observado se evidencia que en la sede los robles hay una mayor tranquilidad, lo contrario de otras sedes, esta característica se dan gracias a su ubicación en una zona rural que permite escaparse de las perturbaciones que genera el área urbana como los pitos de los automóviles, el ajetreo de la gente, el bullicio de los parlantes anunciando productos o actividades, el smog de los carros que en muchas ocasiones cae en la cara, el evadir a los vendedores ambulantes en las aceras y demás actividades del común urbano; los robles está estrechamente relacionado con la naturaleza, es por ese motivo que es la sede de la facultad de ciencias naturales, es algo realmente peculiar puesto que la mayor parte de los estudiantes de esta facultad vienen del campo de diferentes lugares del país lo que permite que se familiaricen mucho con el entorno natural y tranquilo que brinda este campus. Algunos estudiante suelen decir “que la sede de Los Robles es un espacio diferente y que acoge a todos sus visitantes de una manera mágica”.
A diferencia del Claustro San José ya que se encuentra en una zona urbana donde las actividades son un poco más estresantes, de igual manera existe la facilidad para la obtención de casi todos los materiales necesarios, cercanía a muchos sitios de interés ejemplo las fotocopias, impresiones, alimentos y transportes, que no se obtienen en la sede los robles, pues solo se cuenta con una fotocopiadora, y un solo transporte, ya que todos los estudiantes deben comprar tiquetes para pagar el transporte y llegar hasta sus respectivos sitios de estadía.
La oferta y demanda es un factor que distingue a estas dos sedes puesto que un elemento limita al otro, en los robles se puede percibir una oferta limitada debido a que la demanda de productos es muy fluctuante y hacen que se tenga una oferta poco diversa y de costos elevados que en ocasiones supera la economía de gran parte de la comunidad estudiantil siendo.
En las dos sedes se diferencia las clases sociales desde la clase media a la alta, por los diferentes estereotipos que se pueden observar, los estudiantes de Ecología y Aldemagro se distinguen porque vienen de zonas rurales, a realizar sus estudios, visten con zapatos cómodos como tenis, botas, jeans, mochilas, evidenciando un poco la clase media. En otras facultades, como Ingeniería Industrial, los estudiantes, llegan a la sede Los Robles en vehículos lujosos y de buenas marcas, la gran mayoría de los estudiantes de esta facultad llevan carros y no pagan el transporte FUP. Y la carrera de psicología se evidencias muchas chicas hermosas, con su pelo y ropa impecables, vistiendo muy elegante, y formal. Evidenciando así un poco la clase alta.
La universidad cuenta, con una zona de alimentos, en la sede Robles y San José, donde generalmente, se ofrecen, alimentos no tan sanos, como empanadas, papas aborrajadas, embutidos como salchichón, y bebidas como gaseosas, y algunos sanos como ensalada de frutas, sandwich de pollo y verduras, esto es para que todos los estudiantes decidan a su gusto. En esta parte se deja de lado la “clase social” pues que todos compran lo mismo dejando atrás los estereotipos además por qué es lo único que ofrecen las cafeterías.
Los precios son variados dependiendo del producto que sea, debido a que dentro de ambas cafeterías existe cierto monopolio de marcas donde reinan las grandes empresas colombianas como frito lay, Yupi , postobon, colombina, entre otras que reflejan el poderío adquirido por estas empresas dentro de nuestro diario vivir, y como modela nuestros comportamientos en muchas ocasiones. La dinámica de relaciones interpersonales existentes en las sedes se distinguen en gran parte por las carreras, los estudiantes de Ecología se reúnen entre ellos mismo generan charla, y se crea un grupo social, los de Aldemagro de igual forma ejemplarizando de la sede Los Robles, por lo general en la sede San José se reúnen estudiantes de todas las carreras a realizar trabajos, a conversar y es muy dinámica en comparación con la anterior se generan más grupos y en ocasiones más diversos los grupos culturales con los que se distinguen algunas carreras son evidentes, la forma de expresarse de cómo se sientan los “combos” (grupos) en las mesas lo que come uno comen todos, sin embargo hay personas que tienen círculos sociales muchos más amplios ya sea porque vienen del mismo departamento, ciudad o municipio o porque realizan otras actividades que los llevaron a integrarse con otras personas lo que en su mayoría define a personas extrovertidas y muy activas en diversas formas (educativa, artística, deportiva, fiestera).
En San José la oferta es variada y permite la elección de múltiples opciones, no obstante la oferta que se genera en la calle o en sus alrededores puede salir mucho más benéfica tanto económica como por gusto personal, si no hay allí lo que se quiere hay mucho donde buscarlo y puede que haya otras múltiples opciones, el ejemplo más común ocurre con los almuerzos puesto que dentro de la universidad tiene un costo alrededor de 3700 – 4000 pesos y en la calle se encuentran almuerzos desde de 3000 pesos lo que genera una mejor rentabilidad para la comunidad estudiantil en algunos casos como ya lo habíamos mencionado antes depende de las condiciones económicas y gustos de cada uno. Lo contrario ocurre en la sede los robles donde por lo general toda la comunidad universitaria (administrativos y estudiantes) hay un mismos menú que no distingue pedidos especiales que es generalmente muy conocido y es el único a la mano si no es que se haya llevado su almuerzo de su casa, además de que tiene que estar separado con anterioridad desde las 9 am y llegar a tiempo para no quedarse sin el a las 12:30 pm; y en el último caso está el de comerse cualquier otra cosa hasta desocuparse y llegar a Popayán
Finalmente se puede decir que la diferencia entre las dos sedes es muy evidente e importante existe una gran brecha en muchos aspectos social, económico y educativo, integrando especialmente los espacios urbanos y rurales. Intentando socializar diferentes actividades, económicas, productivas, y lazos, interpersonales entre las dos sedes.

 

Esta etnografía es original de las estudiantes Jessica Eliana Estrada Perafán y Sandra Camila Mosquera Sandoval en la asignatura Sistemas Socioculturales Urbanos, del Programa de Ecología de la Fundación Universitaria de Popayán (septiembre/2016).

Profesora: Rosa Patricia Quintero Barrera

La economía debe estar al servicio de la vida: Manfred Max Neef

Manfred Max Neef plantea que la economía debe estar al servicio de la vida, sustentada en los siguientes postulados fundamentales: (1) La economía está para servir a las personas y no las personas para servir a la economía. (2) El desarrollo tiene que ver con las personas y la vida, no con objetos. (3) Crecimiento no es lo mismo que desarrollo, y el desarrollo no precisa necesariamente de crecimiento. (4) Ninguna economía es posible al margen de los servicios que prestan los ecosistemas. (5) La economía es un subsistema de un sistema mayor y finito que es la biosfera, por lo tanto el crecimiento permanente es imposible. Además la perspectiva económica de Max Neef considera:

“El principio valórico irrenunciable que debe sustentar una nueva economía es que ningún interés económico, bajo ninguna circunstancia, puede estar por sobre la reverencia a la vida. Si tú recorres estos puntos vas a ver que lo que hoy tenemos –en la economía neoliberal- es exactamente lo contrario. Hoy en día llegamos al extremo, comienzo del siglo XXI, que hay más esclavos de los que había antes de la prohibición de la esclavitud en el siglo XIX. Esclavos en serio, no en sentido figurado, de los cuales el 60% son niños y las demás, principalmente, mujeres” (Entrevista de la Fundación DECIDE).

Max Neef publicó en 1982 su obra: “La economía descalza: Señales desde el mundo invisible”, en la cual desarrolla su teoría económica diferente a la capitalista basada en el dinero, el consumo, el individualismo, la competencia, la explotación del medio ambiente sin control. ¡Cuánta falta hace que se apliquen sus postulados en la vida y el sistema político-económico que nos regula!

Entrevista de la Fundación DECIDE a Manfred Max Neef AQUÍ

En la Página Antropología Cultural de este blog se encuentra un segmento dedicado a Max Neef.

 

Sobre la Reforma Agraria en Colombia

En Colombia no se se ha dejado de discutir sobre la tenencia y distribución de la tierra. Este tema forma parte de los diálogos de paz de la mesa de negociación en La Habana. Ha motivado varias marchas y protestas campesinas e indígenas. Se recomienda el estudio del interesante artículo de Álvaro Albán titulado: “REFORMA Y CONTRARREFORMA AGRARIA EN COLOMBIA”.

Descárgalo AQUÍ

 

 

La Universidad Nacional de Bogotá y la Universidad Industrial de Santander son las más sostenibles de Colombia

La Nacional ocupa el puesto 73 y la UIS el 132 en un ranking mundial que lista las instituciones que más trabajan por el medio ambiente.

Al reemplazar los viejos sanitarios por unos que ahorran agua, además de renovar las tuberías del sistema de acueducto que recorre el campus central de la Universidad Nacional en Bogotá, las directivas lograron reducir en un 50% el consumo de agua. Ese ranking considera: estadísticas verdes, energía y cambio climático, manejo de basuras, aprovechamiento de agua y transporte.

Esta iniciativa hace parte de una política ambiental aprobada en el 2011 por el Consejo Superior Universitario, y contribuyó a que la Nacional ocupe el puesto 73 en el GreenMetric World University Ranking. “Se trata de un escalafón impulsado por la Universidad de Indonesia con el objetivo de medir la calidad de las instituciones de educación superior, no sólo a partir de su excelencia académica, sino de su compromiso con la protección del medio ambiente”.

¡Felicitaciones a la Nacho!

Fuente: Transformando el campus. Las dos universidades más sostenibles. Por: Redacción Vivir. En El Espectador el 12 Ene 2012.