Memento mori

Alexander Luna Nieto

Enrique Ocampo Castro

Rosa Patricia Quintero Barrera

Caricatura de Quino

Caricatura de Quino

Recuerda que puedes morir, dice la Dama Negra, la Parca, la Catrina, la Llorona, la muerte inefable. Constante siempre, desde la primera hasta la última respiración. Nos asiste sin que la veamos, sólo que a veces muestra su rostro en cada esquina. «Ave, Caesar, morituri te salutant», afirmaban los participantes del Circo romano: con plena consciencia, escasa libertad y nula voluntad, ya que la muerte era su más próxima posibilidad. Luego Martin Heidegger diría que somos seres para la muerte. No obstante, valdría la pena pensar sí la muerte es sólo facticidad o una inmensa posibilidad.

(G)Rito último de todos, único que no podemos disfrutar, al que debemos asistir. Mordaz e implacable nos visita sin permitir devolverse. La muerte como facticidad es nuestra más inmediata posibilidad. ¿Pero será que lo humano se limita o reduce a su muerte? ¿Será que en nuestra condición humana habita la posibilidad de la trascendencia?

La Gran Dama, la Vedette, con sus seductoras vestimentas de acuerdo a los inventarios simbólicos y cognoscentes que armamos los seres humanos: nos contempla, nos asiste, nos acorrala en tiempos de perplejidad, de lluviosos sentimientos hasta que podemos darnos a la eventualidad de devolvernos, descualquierarnos o irnos. Entonces se trata de mementos mori, de muertes, de fines/inicios, usados soles, nuevas lunas, que se van quedando en el olvido.

La muerte se constituye en la metáfora de la condición humana, siempre tan falible y tan vulnerable. Nos descubrimos en nuestra corporalidad, habitando un vestido de cristal: tan falaces y falibles que las circunstancias nos derrumban o constituyen lo que somos. En el dolor y en el sufrimiento es en donde se constituye lo que somos, en los límites de lo humano. Burlamos sus límites para trascender a través de nuestra fugaz historicidad escrita a retazos a lo largo de nuestras vidas.

La muerte como posibilidad nos pone ante una inmensidad de posibilidades. Ella, La Llorona, que gusta de lucirse con tantos trajes, y justo por eso, es la más Vedette. ¡La siempre bienvenida, Gran Señora! Incluso cuando porta esa vestimenta que la motiva a interrumpir las palpitaciones, las respiraciones y el calor corporal para siempre. También cuando se adorna con esos otros trajes que finalizan encuentros, de los que sólo quedan fotografías como evidencia de lo que alguna vez fue dotado de algún sentido en el instante. Ese soplo inconmensurable que nos grita al oído que somos finitos, que nos hace añorar que quizá se pueda habitar en corporalidades de unos otros tiempos/espacios.

25 comentarios el “Memento mori

  1. Anónimo dice:

    la gran dama blanca que nunca faltara a la cita…

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias por tu comentario y visita 🙂

    Me gusta

  3. Anónimo dice:

    La muerte,es el final de la etapa de la vida,que sigue despues solo Dios sabe el inicio del nuevo rumbo

    Le gusta a 1 persona

  4. Anónimo dice:

    Buen texto… La vida sólo es una transición a la muerte, y recuerde no hay muerto malo…

    Me gusta

  5. Anónimo dice:

    Muy buen texto… Al final la muerte solo es una transición, ese es mi pensar

    Me gusta

  6. Diego gracias por tu comentario y visita, saludos.

    Me gusta

  7. Diego dice:

    “En el dolor y en el sufrimiento es en donde se constituye lo que somos, en los límite de lo humano”. Demasiado “cristiano” para mi este artículo! El Ser y su Trascendencia no se constituye solamente a través del “dolor y el sufrimiento”

    Le gusta a 1 persona

  8. Yuly Garay dice:

    Quedan ganas de leer más… me parece un buen introductorio para una obra extensa y compilada en un atractivo libro. Este tema al que muchos le huimos es la realidad tangible, de ella no hay escapatoria.

    Le gusta a 1 persona

  9. Es la gran vedette. Gracias por tu visita y comentario.

    Me gusta

  10. Anónimo dice:

    La gran dama que nunca faltara a la cita…

    Le gusta a 1 persona

  11. Muchas gracias padre Salvador por visita y comentario. Abrazos desde el Sur.

    Me gusta

  12. Muy bien logrado el texto, Alex, aunque yo le gasto poco tiempo a la muerte para invertir màs en la vida.

    Le gusta a 1 persona

  13. Muy bien logrado el texto, aunque yo le gasto poco tiempo a la muerte para invertirle màs a la vida

    Le gusta a 1 persona

  14. …y viene con un final feliz? lo siento, no podemos garantizarlo… Gracias Carlos, por tu visita y aporte, saludos.

    Me gusta

  15. Muchas gracias por tu visita y comentario

    Me gusta

  16. ¡Que así sea! Gracias Diego por tu visita y aporte, saludos.

    Me gusta

  17. Diego dice:

    Bonita reflexión en torno a la muerte. La consciencia de ella en cuanto término temporal de la vida, nos dispone de cierta manera temporal ante la vida. Llegamos a valorar más el tiempo,lo que hacemos en su transcurso.

    Le gusta a 1 persona

  18. Anónimo dice:

    Un escrito pertinente y reflexivo para la vida de todo ser humano…. gracias.

    Le gusta a 1 persona

  19. Muchas gracias Ariel por tu visita y comentario tan pertinente. Saludos.

    Me gusta

  20. Ariel Llanten Erazo dice:

    Muy bueno
    porque.la muerte es un tema muy importante que nos muestra lo condicional que es la vida,donde podemos reflexionar sobre la existencia del ser humano con relacion a la vida y la muerte. Hay unas imensas posibilidades de emprender un camino lleno de esperanza y triunfador .sin importar la condicion de la cual se encuentre en el momento ,quizas muchas veces de nuestro desempeño y amor por hacer las cosas,depende la propia existencia de la vida,”quien nunca lo intenta esta muerto”

    Le gusta a 1 persona

  21. Carlos dice:

    “Mas lo característico de la experiencia humana de la muerte es que en todos los casos desemboca no sólo en la comprensión del hecho de que hay muertes , sino del hecho de que la muerte es algo indisolublemente ligado a la existencia. La experiencia de la muerte, en sus diversas formas, conduce a la convicción del «tener que morir». (José Ferrater Mora).
    Felicitaciones…. buen escrito… y poético.

    Me gusta

  22. Anónimo dice:

    “Mas lo característico de la experiencia humana de la muerte es que en todos los casos desemboca no sólo en la comprensión del hecho de que hay muertes , sino del hecho de que la muerte es algo indisolublemente ligado a la existencia. La experiencia de la muerte, en sus diversas formas, conduce a la convicción del “tener que morir”. (José Ferrater Mora).
    Felicitaciones… buen escrito….y poético.

    Me gusta

  23. Alexis muchas gracias por tu comentario y aprecio. Un abrazo

    Me gusta

  24. Alexis Laguna Guerrero dice:

    La muerte nos vive y contempla sin detenerse jamás en juicios o apreciaciones sobre quiénes vivimos, espera paciente y silenciosamente a que nuestro reloj marque el último segundo para anunciarse trágicamente llevándose de golpe, o lentamente aquello que comenzó en el seno del amor entre hombre y mujer, dejando solo recuerdos de quienes fuimos entre los que aún continúan siendo y respirando.

    Ahora sí, felicitaciones a quienes con dedicación y espero que también con pasión, transformaron sus pensamientos, reflexiones, ideas y perspectivas en un texto apreciable. Maestro Alexander, es muy grato saber de usted por estas grandes manifestaciones, ojalá esté muy bien; a sus compañeros y a usted un aprecio por lo que hacen y saludos. Estaré contento de poder leerles en otra ocasión.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s